jueves, 14 de marzo de 2013

Media Maratón Bahía de Cádiz


Aunque todos sabéis la noticia que os voy a contar, y aun tardando un poco porque, aunque no os lo creáis, yo soy el primero que aun no me creo lo de este fin de semana, aquí os traigo la crónica de la media maratón de este pasado fin de semana.

Pues como todos sabéis, ando metido en la preparación de mi primera Maratón, en Rotterdam, el 14 de Abril. Los entrenos que estoy llevando son novedosos para mi. Nunca había entrenado de esta forma, ni conseguido estos volúmenes de entrenos, y como también supondréis, a unos ritmos más bajos que los que estaba entrenando estos últimos años. Las pequeñas molestias, como siempre os digo, entre mi fisio y mi podólogo, a parte buenos amigos, David Dominguez y Juan Carlos Blanco, casi que han remitido y se puede decir que están olvidadas, y Bartolo y sus planes de trabajo (tanto la planificación como las modificaciones día a día, el dejarme descanso cuando realmente no tocaba viendo como iba y todo lo que conlleva el plan de entrenos) parece que va todo bien encaminado.

Como pequeño test de cara a la maratón, decidimos correr la Media de la Bahía. Objetivo claro, después de los buenos entrenos, era salir fuerte y ver como estabamos asimilando la carga. Al llegar a Cádiz, y como viene siendo la tónica de estas últimas semanas, viento, frío, y como no, posibilidad de lluvia. La carrera sale a la hora prevista, y los 2-3 primeros km salen más o menos a lo que yo tenía pensado, algo por debajo de 3:30, por lo que en cabeza voy bien, hasta que uno de los atletas da un tirón y se va un grupo de 4 hacia delante. Yo, mirando el reloj, decido aguantar detrás. En la parte de delante van Juncal, Morales, Daza y Cepero, y detrás formamos un grupo con Pepito, Juanito, Tebár, Canca, Chaqueta y yo. En la entrada a la autovía intendo que nos pongamos de acuerdo para ayudarnos un poco, pero viendo que solo Tebar  y yo damos algo la cara, nos frenamos algo y quizás los 4 de delante se nos fueron demasiado, y eso puede que se notara en el final de la carrera. 

Llegando a Torregorda, el grupo se va disminuyendo, y cogemos a Carlos Cepero. Llegamos a San Fernando. Van pasando los km y cada vez me voy encontrando mucho mucho mejor, y al pasar la puerta de la residencia de Alzheimer veo que me voy descolgando de mis compañeros de grupo y empiezo a tirar hacia delante. 

Los de delante andan muy lejos, voy 4 de la general, pero al llegar a la Calle Real voy lanzado. Quizás temiendo un poco la subida de la calle Colón, pero cada vez mejor y con mejores sensaciones. Veo que por delante, Morales se ha descolgado, pero va muy lejos, aunque creo que va a ser imposible cogerlo, mi objetivo es hacer una buena marca, y cada vez sigo yendo mejor. A la altura de las Torres ya creo que no es imposible. Aprieto en la bajada hacia la BP y a la altura del centro comercial Plaza me pongo 3º de la general, y aguanto así, incluso más fuerte (el último km es el más rápido que hago en toda la carrera) hasta meta. 



Me da tiempo de pararme a saludar en el túnel de entrada a mi entrenador, Bartolo, y celebrarlo en la entrada a meta. Tiempo final de 1h12:59 a 3:28 de media. La verdad que es una marca que tampoco me asombra, estaba entrenando como os he dicho muy bien, pero hacerla tiene, para mí, mucho mérito, y sobre todo mucho trabajo detrás. Encima, un 3º puesto de la general en una carrera con esta tradición (puede que sí, que muchos digáis que no tiene el nivel que ha tenido otros años) pero que me dejó con la cara que véis en la foto, muy contento y satisfecho de la prueba. 



Podría hablar de los problemas que hubo con la entrega de premios, pero espero que se solucionen y no lo haré. Después de esta carrera, puede que de las mejores de las que he hecho, solo tengo palabras de agradecimiento para los que, día a día, hacen que esto merezca la pena. Empezando por mi grupo de entrenamiento, Raquel, Vito, Pepe, Carlos, Manolo, Ale, Pepe Bombero, Jose, Kisko, Juanito... se que se me olvidarán muchos, pero todos hacéis que ir a entrenar sea a veces un paseo. Mis "mecánicos" como dije antes, David y Carlos, que me tienen a punto y siempre me sacan un hueco en sus apretadas agendas. Mis atletas, esos que día a día confían en mi para que os guíe en los entrenos y que os habéis alegrado tanto o más que yo de este resultado. Todos los que me animásteis y fuisteis a verme durante la carrera. Pusisteis confianzas en mí y fui capaz de hacerlo bien delante de todos. A mi familia, mi madre por las palizas que se pega entrenando simplemente por gusto, mi padre por las carreras que se da con el coche para poder echarme una foto... en fin, que me quedo sin espacio. Gracias a todos, y como siempre, en especial a Bartolo. 

Ya queda menos para Rotterdam...

6 comentarios:

  1. Enhorabuena Victor, tu crónica refleja sin duda un estado de ánimo, y te aseguro que somos muchos los que hacemos nuestros tus triunfos por afinidad en tu manera de afrontar la filosofía de este deporte.

    Dani

    ResponderEliminar
  2. ¡Enhorabuena Víctor! Esta vez no pudimos animarte como en el cross de Villamanrique ya que estabamos corriendo también. Aunque algo menos fuerte, claro. En cualquier caso enhorabuena por este triunfo y este carrerón y mucha suerte en Rotterdam.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos!! Sensaciones muy parecidas a Villamanrique, de ir a más a cada paso. Vosotros que corristeis también lo hicisteis muy bien! A por la siguiente. Gracias!

    ResponderEliminar
  4. Con esa marca en Rotterdam puedes bajar de 2:30, es difícil mas siendo tu primera pero ojalá lo consigas

    Luis Miguel Torres

    ResponderEliminar
  5. ¡Enhorabuena Victor! Hiciste una gran carrera, En Rotterdam vas a arrasar...

    ResponderEliminar
  6. ¿Alguien sabe si mañana hay carrera popular en Prado del rey?
    Agradecida.
    un corredora

    ResponderEliminar